ARCA DE DIOS

Despierta la Nueva Jerusalén, donde la gloria de Dios florece en el corazón, el cielo y la tierra se unen.

La Nueva Jerusalén (Apocalipsis 21)

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe. Y vi la Ciudad Santa, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del trono que decía: He aquí la tienda de Dios con los hombres. Y él habitará con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, su Dios. Y enjugará toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas; y dijo: Escribe. Porque estas palabras son ciertas y verdaderas. Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y el Omega, el principio y el fin. Al que tiene sed, le daré gratuitamente la fuente del agua de la vida. El que venza heredará esto, y yo seré Dios para él, y él será hijo para mí. Pero a los cobardes, y a los incrédulos, y a los manchados de abominaciones, y a los homicidas, y a los fornicarios, y a los hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y me habló diciendo: Ven acá. Te mostraré la novia, la esposa del Cordero. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la santa ciudad de Jerusalén, que había descendido del cielo, de Dios, y tenía la gloria de Dios. Su resplandor era como una piedra muy preciosa, como una piedra de jaspe cristalino; y tenía un muro grande y alto, y doce puertas, y a las puertas doce ángeles, y nombres escritos en ellos, que son los nombres de las doce tribus de los hijos de Israel: al oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, y al occidente tres puertas. Y el que hablaba conmigo tenía una medida, una caña de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro. Y la ciudad está dispuesta en ángulo recto, y su longitud es tan grande como su anchura. Y midió la ciudad con la caña hasta 12.000 estadios; su longitud, anchura y altura son iguales. Y midió su muro, 144 codos, medida de hombre, que es la medida de un ángel. Y el material de construcción de su muro era jaspe, y la ciudad oro puro, como vidrio puro. Las piedras fundamentales del muro de la ciudad estaban adornadas con toda clase de piedras preciosas: la primera piedra fundamental, jaspe; la segunda, zafiro; la tercera, calcedonia; la cuarta, esmeralda; la quinta, sardónica; la sexta, sardio; la séptima, crisólito; la octava, berilo; la novena, topacio; la décima, crisoprasa; la undécima, jacinto; la duodécima, amatista. Y las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era de una perla; y la calle de la ciudad era de oro puro, como vidrio transparente. Y no vi templo en ella, porque el Señor Dios Todopoderoso es su templo, y el Cordero. Y la ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que la alumbren, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Y las naciones andarán a su luz, y los reyes de la tierra traerán su gloria a ella. Y sus puertas no se cerrarán de día, porque la noche no estará en ella. Y la gloria y el honor de las naciones serán traídos a ella. Y no entrará en ella ninguna cosa inmunda, ni el que hace abominación y mentira, sino sólo los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.

 

 

 

LA VISIÓN

En el verano del año 2004 el Señor me hizo experimentar una gran revelación/visión. En este tiempo yo vivía junto al lago Constanza en Suiza en un centro internacional de seminarios con su propia escuela, talleres creativos, jardines y autosuficiencia parcial. Al medio día una gran luz brillante vino hacia mí y me tocó directamente el corazón. Caí al suelo por la fuerza de la luz. Todo mi cuerpo vibró y vi como algo estaba escrito en letras doradas en mi corazón. Entonces miré al cielo y vi toda la tierra terráquea sobre mí. Una red dorada se extendía alrededor de nuestro planeta. En esta red estaban reunidas muchas personas que tenían una relación íntima y amorosa con Jesucristo. Parecía que la gente tenía todo su enfoque y corazón en Jesús. Esta red era autosuficiente e independiente de la tierra y de la gente que estaba en la tierra. La tierra estaba envuelta en una nube oscura de guerras, desastres naturales, enfermedades, caos, sufrimiento y miedo. Parecía como si una nube ardiente, de color gris rojizo, rodeará la tierra y a sus habitantes. La red dorada estaba a unos metros por encima de la tierra. La gente había crecido unida en un cuerpo/comunidad, como una gran red, una especie de ARCA, que se tejía alrededor de la tierra. Estas personas estaban totalmente cuidadas y protegidas de lo que ocurría en la tierra. Los corazones de la gente estaban estrechamente conectados con Jesucristo, era como si caminaran sobre la tierra pero no fueran de la tierra. Todos ellos tenían una relación viva y amorosa con Dios. En esta gran arca (red) todos tenían algo que dar. La abundancia y la paz se extendían por toda la red, porque las personas recibían alimento espiritual y terrenal. Había un orden en esta red, donde en muchos lugares de todo el mundo se encendieron los llamados ARCOS (Centros de Jesús/Lugares de Señorío), que eran dirigidos por los Consejos de Jesús (Consejos de Ancianos).

Cada persona del cuerpo de Cristo conocía su lugar. No había una jerarquía convencional, sino un orden divino en el Cuerpo de Cristo. Sin embargo, cada uno tenía plena autoridad en Cristo y conocía su tarea y sus dones. Todos en el cuerpo eran igualmente importantes e iguales y todo el cuerpo de Cristo trabajaba, vivía y actuaba unido bajo la guía del Espíritu Santo de Dios. Después vi una ciudad dorada por encima de la red, era mucho más grande que la tierra, brillaba con colores cristalinos dorados. La ciudad era muy poderosa y estaba impregnada de pureza, belleza, amor y luz. Su esplendor y gloria eran deslumbrantes. Esta ciudad se acercaba lentamente a la tierra y se aproximaba cada vez más. Los habitantes de la red extendieron sus corazones hacia esta ciudad. Y poco a poco la ciudad se fundió con los corazones de las personas que tenían una relación viva con Jesucristo. Era como si la ciudad existiera en el exterior, iluminandolo todo, y al mismo tiempo estuviera en los corazones de la gente, fusionándose. Después de un rato de ver esto, las palabras me atravesaron con una voz muy fuerte y poderosa, tal como lo había experimentado en una experiencia cercana a la muerte cuando tenía 18 años: LA NUEVA JERUSALÉN.

Después de este acontecimiento necesité mucho tiempo para procesar estas profundas impresiones. A partir de ese momento (31 años de edad en ese momento) yo estaba y todavía estoy imbuido de esta visión y no puedo pasar un día sin esta experiencia.

Después de que el Señor me reveló esta visión dejé mi trabajo de gerente en una institución psicosomática en Suiza, regalé mis posesiones y mi dinero y comencé un viaje alrededor del mundo. El viaje comenzó en Hawai, donde no comí nada durante unos 40 días en una montaña y no tomé agua durante la primera semana, para poder ser purificado y limpiado por Jesucristo. Desde entonces he iniciado un largo camino, que ha durado varios años, para aprender mucho, dejarme arrastrar el corazón por el Señor, aprender a caminar cada vez más en Él y estudiar su palabra viva. Todavía tengo mucho que aprender hasta que sea completamente dependiente del Señor y no quisiera hacer ni un toque de un dedo más sin Jesucristo.

De 2009 a 2019 fui guiada por el Señor para pintar las 12 perlas de la Nueva Jerusalén. Cada pincelada fue un profundo proceso de realización y transformación, que me exigió mucha dedicación y humildad. La creación de los cuadros se produjo guido por el Espíritu Santo, por lo que pinté a diestro y siniestro y ambidiestro sin haber asistido antes a un curso de pintura. El poder del Espíritu Santo actuaba a veces con tanta fuerza que mientras pintaba me caía al suelo con cada pincelada. Durante los 10 años de pintura, se me dieron percepciones y conocimientos sobre las 12 perlas de la Nueva Jerusalén. Pero, sobre todo, se me mostró que las 12 perlas de la Nueva Jerusalén quieren ser traídas a la vida en nosotros, a través de la disposición de seguir a Jesucristo incondicionalmente, entregando a Él nuestro cuerpo diariamente y permitiendo que nuestro corazón sea purificado y pulido, para que Él tome cada vez más forma en nosotros y actúe a través de nosotros, para que las perlas de la Nueva Jerusalén brillen en nosotros y así la gloria de Dios, como la esposa adornada por Él, sea glorificada, para que la Nueva Jerusalén se fusione con nuestro corazón.

Te mostraré la novia, la esposa del Cordero. Entonces me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, y tenía la gloria de Dios. (Ap. 21:9-11)

En septiembre de 2019 tuve un accidente que casi me mata. Después de este evento entré en silencio y oración durante 4 días y le pedí al Señor que me diera conocimiento sobre el incidente. El Señor entonces me mostró varias imágenes impresionantes. Me mostró que ahora y en los próximos años se produciría un cambio radical en la sociedad. También me pidió que dejara de lado muchas cosas, incluidas las estructuras eclesiásticas, los conceptos y ciertas formas. En su lugar, debería empezar a reunir a la gente y hablarles de la visión del ARCA que Él me dio en 2004.

En abril de 2020 durante un tiempo de alabanza y adoración con un hermano en Cristo en mi casa, de repente me sentí mareado y tuve que acostarme. Mientras tanto fui arrebatado 3 veces seguidas, primero al 1er cielo, luego al 2do cielo y luego al 3er cielo. Las experiencias que tuve durante el rapto todavía tocan mi corazón profundamente. El primer cielo fue un lugar donde todavía tenía mi cuerpo. Ahí había infinitamente muchos ángeles y había un ambiente animado. Algunos ángeles se pusieron a mi lado y empezaron a tocarme. Me hicieron un poco de cosquilla, pero mucho amor fluyó a través de mí. Encima de mí miré la mano de Dios. Esta mano era mucho más grande que mi cuerpo y me cubrió protegiéndome. Lo sentí como que los ángeles estaban haciendo una cirugía espiritual en mi. Después regresé por un rato y fui arrebatado al segundo cielo. Desde lejos mire la ciudad dorada - la Nueva Jerusalén - alumbrando en su gloria. Cuanto más me acercaba, miraba una puerta dorada en la cual Jesucristo estaba parado vestido de blanco. La puerta estaba decorada con flores blancas y rosadas. Era una boda. Yo también estaba vestida en blanco y cuanto me acerco a Jesucristo sus ojos y su corazón tocaron mis ojos y mi corazón. Mi cuerpo estaba lleno de luz pero todavía existía. Todo en mí vibró, inundado de infinito amor, luz y paz de Dios. En ese momento, se produjo una fusión de corazones entre nosotros. Se sentía como si el cielo se hiciera uno con la tierra. Mi cuerpo estaba penetrado de infinito amor, belleza, fuerza e intimidad. Esta experiencia difícilmente se puede describir con palabras humanas, fue muy intensa y tocante. Después regresé por un rato a mi cuerpo y luego fui arrebatado al tercer cielo. En el camino, mi cuerpo se volvió más y más ligero y lleno de luz hasta que se disolvió por completo. Llegando al tercer cielo mi cuerpo ya no existía y solo podía sentir la presencia de Dios. En este “espacio” infinitamente largo, profundo y ancho, Dios era todo y a la misma vez nada. No había sentimientos en este lugar, ni colores, esquinas y bordes. Tampoco puede ver algo en físico, pero sin embargo todo estaba allí. Dios era omnipresente, sabía todo de mí, cada célula, cada cabello, aunque no había nada de mí en este lugar glorioso. Lo único que pude percibir fue Su gloria, sin emociones, sin pensamientos. Solo había la presencia de Dios y yo era uno con ella. Sin embargo, de alguna manera también podía percibir la presencia de Dios desde "afuera". Percibí a Dios como nada en el absoluto, que contenía todo. El segundo cielo fue impregnado por el tercer cielo con Su presencia. Luego había un cielo intermedio donde tenían lugar muchas batallas espirituales. Sin embargo, sólo vi este cielo brevemente en la distancia. Estaba muy agradecido de tener un testigo sentado a mi lado todo el tiempo, observando si aún respiraba ya que no podía mover mi cuerpo durante todo el tiempo del rapto.

Poco tiempo después me enfermé gravemente. Pienso que mi cuerpo y tal vez también mi alma no era capaz de procesar esta experiencia. Rápidamente se formaron heridas abiertas grandes e inflamadas en la parte superior de mi cuerpo, los brazos y la cabeza. Se pusieron tan mal que me trasladaron a una unidad de cuidado en el hospital. Los médicos no pudieron encontrar nada, a pesar de que hicieron todo tipo de pruebas. Todos los valores de mi sangre fueron excelentes. Pero el Señor hizo un milagro grande y me sanó. La cantidad de cicatrices que he sufrido todavía son visibles. Probablemente sirven como un recordatorio de lo que pude experimentar en los tres cielos, por lo que estoy muy, muy agradecido y profundamente tocado hasta el día de hoy.

La Situación actual

La humanidad entera está en un tiempo apocalíptico (literalmente "develando"). Desde la ascensión de Jesús al cielo podemos ver que la tierra está en un gran proceso de cambio. Especialmente en el último siglo, en muchos países de la tierra está aumentando la corrupción, las guerras, el poder y la codicia por el dinero, que gobiernan el mundo cada vez más. Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará, (Mt. 24:12). A través de Covid-19 hemos visto que en poco tiempo la humanidad entera ha quedado casi paralizada y el virus fue infectado en las mentes por el miedo y la propaganda del pánico al virus. Pero esto es sólo el principio. Viene la planificación de la Religión Mundial Única, en conexión con el Nuevo Orden Mundial y la eliminación del dinero en efectivo y la aceptación de una marca (Apocalipsis 13) en la mano derecha y/o en la frente, para que entonces ya no nos sea posible comprar o vender y nos veamos obligados a renunciar más y más a los derechos básicos, y al mismo tiempo sometidos a un control constante.

Y le fue dado que diese aliento a la imagen de la bestia, de tal manera que la imagen de la bestia hablaba, y hacía morir a todos los que no adoraban la imagen de la bestia. Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, reciban una marca en la mano derecha o en la frente; y que nadie pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca, el nombre de la bestia o el número de su nombre. He aquí la sabiduría. El que tenga entendimiento, ¡calcule el número de la bestia! Porque es el número de un hombre; y su número es 666 (Apoc. 13:15-18)

Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos; y no tienen reposo ni de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, y si alguno recibe la marca de su nombre. He aquí la perseverancia de los santos que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús (Apoc. 14:11-12).

Pero el que persevere hasta el fin se salvará (Mt. 24:13).

Todo esto fue planeado hace mucho tiempo por los poderes de las tinieblas, que también intentarán llevar a cabo el plan. Sin embargo, no entraré aquí en más detalles, ya que me gustaría concentrarme exclusivamente en el Señor todopoderoso. Cada persona debe de tener claro que aquí en la tierra se trata de una lucha contra los poderes espirituales de las tinieblas y no de una lucha carnal y terrenal. Por eso, cada uno está llamado a aceptar la autoridad de Cristo y a actuar y gobernar en consecuencia con su armadura espiritual (Ef. 6:10-20). Es importante que Jesucristo ya realizó la obra hace más de 2000 años, mediante su crucifixión y resurrección, y así Satanás ha sido derrotado para siempre y Él ha tomado todo el dominio y la gloria sobre el cielo y la tierra. 

El 1 de octubre de 2020, recibí otra imagen profética en mi parroquia. Vi un poderoso ejército de cristianos que seguían a Jesús incondicionalmente. Un ejército de vencedores marchando en una larga fila, con banners, shofares, instrumentos musicales y vestidos en túnicas llenas de luz. Su gloria, autoridad, audacia, palabra bíblica y amor eran tan fuertes que no importaba donde fueran, la gente era tocada profundamente en sus corazones y cambiada en el poder de Cristo. Incluso vi como el suelo bajo ellos se llenaba de luz y las fuerzas demoníacas en el entorno huían. Recibí el mensaje que había llegado el momento para que este ejército se formará y tomará posiciones y fuera siempre "donde yo, el Señor, les llamara, sin miedo y llenos del Espíritu Santo".

 

En febrero de 2022, fui enviado por el Señor a Nicaragua, donde desde entonces he estado construyendo activamente el ARCA junto con hermanos y hermanas. Al mismo tiempo, estamos en el proceso de construir el ARCA en Alemania y Europa, una red que está creciendo orgánicamente como un cuerpo en Cristo. Necesita muchos cristianos, o más bien vencedores, como se dice en las epístolas de Apocalipsis 2, 3, que estén dispuestos a recorrer un camino que no deje nada más abierto que Jesucristo solo, para que crezcamos cada vez más unidos como un solo cuerpo. Al hacerlo, yo mismo estoy dispuesto a entregarme completamente a Él de nuevo cada día, para que ya no sea mi voluntad sino Su voluntad la que se haga en todas mis acciones de día y de noche, para que Su gloria pueda obrar a través de mí cada vez más.

 

 

 

LA APLICACIÓN DE LA VISIÓN

A la hora de poner en práctica la visión, hay que tener en cuenta que sólo Jesucristo es el constructor, el líder y el proveedor del ARCA y sólo Él tiene el plan perfecto, que revela a cada uno en su momento. Así, una gran variedad de proyectos, organizaciones humanitarias, empresas y congregaciones pueden ser involucrados en el ARCA de la forma como está predestinado por Jesucristo. También se puede comenzar primero con un subproyecto y luego seguir con otras partes. El ARCA es un organismo vivo en constante crecimiento orgánico y guiado por el Espíritu Santo. Así que no importa lo que sea mañana, hoy es suficiente para hacer lo que el Señor ha planeado para cada uno para el día de hoy. Sólo en el aquí y ahora somos capaces de estar en una relación viva e íntima con el Señor. Así que te pido que tengas todo esto en cuenta al leer.

 

 

 

EL ARCA

Porque he aquí que yo creo un cielo nuevo y una tierra nueva. Y ya no se recordarán las cosas pasadas, ni entrarán en la mente. Más bien, ¡alégrense y regocíjense siempre por lo que estoy creando! Porque he aquí que yo creo a Jerusalén para que se alegre, y a su pueblo para que se regocije. Y me regocijaré sobre Jerusalén y me alegraré sobre mi pueblo. Y no se oirá más en ella voz de llanto ni voz de lamento. Y ya no habrá allí ni un niño de pocos días, ni un anciano que no cumpla sus días. Porque el más joven morirá a los cien años, y el que no llegue a los cien años será maldito. Construirán casas y las habitarán, plantarán viñas y comerán su fruto. No edificarán, y otro habitará; no plantarán, y otro comerá. Porque como la vida del árbol será la vida de mi pueblo, y mis elegidos disfrutarán del trabajo de sus manos. No en vano trabajarán, ni hasta la muerte súbita engendrarán. Porque ellos son la descendencia de los benditos de Yahveh, y su descendencia estará con ellos. Y sucederá: Antes que llamen, responderé; mientras aún hablan, oiré. El lobo y el cordero comerán juntos; y el león comerá paja como el buey; y la serpiente: polvo será su alimento. No se hará mal ni maldad en todo mi santo monte, dice Yahveh. (Is. 65:17-25)

 

Ya que ahora estamos entrando en un fuerte tiempo apocalíptico, como lo conocemos desde la revelación de Juan, tiene sentido que nos volvamos cada vez más independientes en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Pero la relación íntima y viva con Dios es lo más importante en todo. Porque el Señor ya lo ha preparado todo y ahora está esperando a sus hijos que estén dispuestos a seguirle incondicionalmente. Probablemente ya en los próximos años será tan lejos que ya no podremos comprar ni vender nada si no obedecemos ciertas cosas que el estado impondrá a la sociedad (Ap. 13:17). Toda la sociedad experimenta en el futuro cercano mas y mas transformaciones por el gobierno y ciertos gobernantes de las tinieblas, en que seremos mas y mas restringidos y controlados en nuestros derechos y privilegios básicos.

El proyecto piloto ARCA se establecerá en muchas partes de Alemania, Austria y Suiza, en toda Europa y, en última instancia, en todo el mundo. Esta red está bajo el cuidado de Jesucristo. Todos pertenecen a esta red, ya sean jóvenes o mayores, no importa a qué denominación, grupo étnico y cultura pertenezcan, que estén dispuestos a entregar su vida completamente a Jesucristo, y estén dispuestos a creer, trabajar y vivir según Su Palabra en la Biblia, y estén dispuestos a dejar que el Señor les cambie desde dentro hacia fuera. El ARCA tendrá varias funciones y, sin embargo, se cubrirán tantas cosas de la vida cotidiana como sea posible. Afiliadas al ARCA hay congregaciones que trabajan juntas y se apoyan mutuamente. Un ARCA está dirigido por el “Consejo de Ancianos” bajo la autoridad de Jesucristo. Hay que construir una red orgánica que incluya a agricultores locales, empresas locales y empresarios de todo tipo que decidan entregar su vida a Jesucristo.

 

 

 

LOS PRINCIPALES OBJETIVOS DEL ARCA DEL DIOS 

 

Él respondió y dijo: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo. (LC 10,27)

Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. (Mt 28, 19-20)

Jesús les dijo Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará, pero el que no crea se condenará. Pero a los que crean les seguirán estas señales: En mi nombre expulsarán demonios; hablarán en nuevas lenguas; cogerán serpientes, y si beben algo mortífero, no les hará daño; impondrán las manos a los débiles, y quedarán sanos. (MC 16, 15-18)

La estructura de las primeras iglesias cristianas en las casas, como se describe en los Hechos de los Apóstoles.   (Hechos 10:1-14; 16:13-15; 16:25-34, 18:8)  

Una red de caridad donde las personas experimentan cuidados a nivel espiritual, mental y físico. Donde se invita a todos a dar de corazón según sus dones y capacidades, para que el cuerpo de Cristo crezca unido como una sola cosa. 

Pero todos los creyentes estaban juntos y tenían todas las cosas en común; vendían sus bienes y posesiones y los repartían a todos según sus necesidades, y cada día permanecían unánimes en el templo y partían el pan en casa, comiendo con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor les añadía cada día los que se iban salvando. (Hechos 2:44-47) Pero, sobre todo, se trata de compartir tu riqueza con los necesitados, tomar la tierra prometida e invertir en Su reino.

 

 

LA COMUNIDADAD DEL ARCA 

Porque así como el cuerpo es uno, pero tiene muchos miembros, todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, forman un solo cuerpo: así también sucede con Cristo. Por un solo Espíritu fuimos todos incorporados a un solo cuerpo en el bautismo, judíos y griegos, esclavos y libres; y a todos se nos hizo beber de un solo Espíritu. El cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos. Pero Dios organizó el cuerpo de tal manera que concedió mayor honor al miembro desfavorecido, para que no hubiera discordia en el cuerpo, sino que todos los miembros trabajaran juntos en armonía y se cuidarán mutuamente. Cuando un miembro sufre, todos los miembros sufren con él; cuando un miembro es honrado, todos los miembros se alegran con él. Todos somos el cuerpo de Cristo y cada uno es un miembro de él. (1 Corintios 12:12-14 + 24-27)

 

Esto significa concretamente que nos cuidamos los unos a los otros con amor y también cuidamos de los débiles y enfermos en nuestro entorno más amplio para que todo el cuerpo de Cristo pueda experimentar fortaleza y salud. El Cuerpo de Cristo está compuesto por generaciones, lo que significa que hay hombres, mujeres y niños de todas las edades.

 

Jesucristo es el arquitecto, líder y proveedor del ARCA. Esto significa que Jesucristo es la cabeza, constructor y proveedor del ARCA y el único maestro en la iglesia. (Mt. 23:8-10)

Los mandamientos supremos de toda ARCA son que amemos a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente, y amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. (Mt. 22:37-39)

 

El amor es la base de todos nuestros pensamientos, palabras y acciones en el ARCA. Todos en el ARCA nos esforzamos para parecernos cada día más a Jesucristo dejándonos guiar por el Espíritu Santo y permitiéndonos cambiar por Él. Esto también significa que ofrecemos nuestro cuerpo (cuerpo, alma, espíritu) diariamente como un sacrificio a Él, para que sólo Su voluntad se haga en nosotros y Su gloria pueda obrar a través de nosotros. (Rom. 12:1-2) En todos los ámbitos de la vida ya no vivimos nosotros mismos, sino que Jesucristo vive a través de nosotros y en nosotros (Gal. 2:20). Porque por la ley he muerto a la ley, para vivir para Dios; juntamente con Cristo estoy crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; más lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe, y esto en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No anulo la gracia de Dios, pues si la justicia viene por la ley, entonces Cristo murió en vano. (Gal. 2:19-21)

Por supuesto, se trata de un proceso constante y cambiante, en el que cada uno en el ARCA, ya sea joven o mayor, tiene toda la disposición de verse a sí mismo como aprendiente, y está dispuesto a dejarse cambiar continuamente en sus pensamientos y corazones en Jesucristo. Sólo así será posible comprender con el corazón lo que Jesucristo ha hecho por nosotros en la cruz. Ya no podemos añadir ni quitar nada, porque Jesús ha realizado completamente la obra por nosotros en la cruz.

Porque tanto amó Dios al mundo que le dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no es juzgado; pero el que no cree ya ha sido juzgado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. En esto consiste el juicio: en que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean descubiertas. Pero el que hace la verdad viene a la luz, para que se manifieste que sus obras están hechas en Dios. (Juan 3:16-21)

 

Jesús dice: "Yo soy el camino, la verdad y la vida, porque nadie viene al Padre sino por mí". (Juan 14:6)

 

Los que pertenecen a Jesucristo están dispuestos a soltar las pasiones y deseos de su naturaleza alienada de Dios (pecaminosa), para entregarse a Él. Porque cuanto más íntima es nuestra relación con Él, mayor es el fruto del Espíritu en nosotros.

Pero el fruto del Espíritu es: amor, alegría, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio de sí. (Gál. 5:22)

Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque entonces los odres se revientan, el vino se derrama y los odres se pierden; sino que se echa vino nuevo en odres nuevos, y ambos se conservan. (Mt. 9:17)

 

Esto significa que cada individuo se despega de todas las viejas estructuras, conceptos y formas, y también someterse de nuevo a la guía del Espíritu Santo en cada momento, dejando que Él nos transforme y nos dé forma.

Jesucristo quiere que seamos más que vencedores (Rom. 8:37). También en las epístolas de la iglesia en Apocalipsis 2 y 3 está escrito, que tenemos que ser más que vencedores para entrar en la eternidad con Él. Ser un vencedor significa, encontrar el primer amor, seguir a Jesucristo incondicionalmente, entregar su propia vida completamente a Él y vencer viejas estructuras, religiosidades y dogmas, no adorar ídolos, ser sincero y honesto, y vivir bajo la guía del Espíritu Santo, etc.

 

Es precisamente esta mentalidad de vencedor la que se necesita para construir la red ARCA. ¿Estás preparado para ser un vencedor en Cristo, preparado para traer el cielo a la tierra? La red de vencedores se construye principalmente viviendo constantemente en una relación viva y sincera con Dios, confiando todo a Él y echando todas nuestras preocupaciones sobre Él, sabiendo que Él siempre nos proporcionará lo que necesitamos en el alimento diario espiritual, mental y físico. (1 Pedro 5:7)

Mt. 6:33 dice " Pero busquen primero Su reino y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas."

 

Los dones y las tareas en el cuerpo de Cristo:

Lo diferente que sean los dones que Dios nos da, todos proceden de un mismo Espíritu. Y lo diferente que sean las tareas en el cuerpo, es el mismo Señor quien nos capacita para realizarlas. Hay diferentes efectos del Espíritu de Dios; pero en todos los casos es Dios mismo quien lo realiza todo. Como quiera que el Espíritu Santo se manifieste en cada uno de nosotros, sus dones son útiles a toda la Iglesia. Todo esto lo realiza un mismo Espíritu. Y así cada uno recibe el don que Dios ha destinado para él. Así Dios ha designado a algunos en el cuerpo, en primer lugar, como apóstoles; en segundo lugar, como profetas; en tercer lugar, como maestros; además, les ha dado el poder de obrar con autoridad; luego, los dones de curar enfermedades, de ayudar, de guiar; finalmente, los diversos géneros de lenguas". (1 Cor. 12:4-7 + 11 + 28-29)

 

Esta misión de los discípulos fue el comienzo de la construcción de una comunidad de cristianos. En ARCA se pone un énfasis especial en desarrollar los dones y talentos que Dios ha puesto en el corazón de cada persona. Vamos a entrenar y vivir estos dones y ministerios, que Él ha puesto en cada corazón. Cada uno tiene algo que dar, para que toda la plenitud en el cuerpo de Cristo pueda ser visto y sentido. Ninguna persona en el ARCA es apartada como más importante o especial. Todos deben verse unos a otros a través de los ojos del amor en Cristo, y cada uno debe poner a disposición sus dones y servicios y servir con sus dones. Porque una persona que vive su vocación y camina en Jesucristo está llena de vitalidad y alegría.

 

 

 

EVANGELISMO

Jesús dijo a sus discípulos: “Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado. Y estas señales acompañarán a los que han creído: en Mi nombre echarán fuera demonios, hablarán en nuevas lenguas; tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien. (Mc. 16:15-18 y Lc. 24:44-53)

Entonces Pedro les dijo: «Arrepiéntanse y sean bautizados cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados, y recibirán el don del Espíritu Santo. (Hechos 2:38)

Otro gran énfasis se pone en el evangelismo. Porque la misión de todos nosotros es hacer discípulos de todas las naciones y bautizar en el nombre de Jesucristo (Mt. 28:19). Por lo tanto, habrá sesiones periódicas de formación de discípulos, que a su vez formarán nuevos equipos que saldrán a las calles a evangelizar bajo la guía del Espíritu Santo. La evangelización se confirmará con muchas señales y prodigios para que los discípulos sean testimonios vivos de Jesucristo.

Te lo aseguro: El que cree en mí hará lo que yo hago; más aún, hará cosas mayores. Porque yo voy al Padre, y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que se manifieste la gloria del Padre por medio del Hijo. (Juan 14: 12-13)

Pero el que persevere hasta el fin se salvará. Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin. (Mt. 24:13-14)

 

Interacción con otras iglesias caseras:

Ekklesia, (del griego ἐκκλησία, literalmente "el llamado") significa "comunidad de creyentes". Del mismo modo también tenemos una iglesia casera en el ARCA. El centro del trabajo común consiste en iglesias en casa individuales en los alrededores más cercanos y más amplios, donde los cristianos se reúnen regularmente. En el centro de las iglesias caseras está siempre el Espíritu Santo, que llena el espacio e impregna a cada persona con dones espirituales. Porque Jesús dice: "Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos". (Mt. 18:20)

Por lo tanto, la iglesia casera no es una organización, sino un organismo vivo en el que todos los presentes tienen el mismo valor. Todos tienen algo que dar, y todos son escuchados, de modo que pueda desarrollarse y llevarse a cabo una relación viva en el cuerpo. (1.Cor. 14:26)

Cada iglesia casera debe trabajar tanto hacia fuera como hacia dentro. El evangelismo y la misión son las formas de impacto exterior, y en el interior esta comunidad trabaja en el amor, la verdad y la ayuda mutua, así como en la enseñanza y el estímulo mutuo. El culto, la oración, la sanación, el ministerio de liberación, los devocionales, la comunión, comer y compartir juntos, los matrimonios y funerales, y mucho más forman parte de la vida común. La iglesia casera debe ser también un lugar de refugio para los que buscan a Dios, pero también para las personas que han encontrado a Dios y quieren dar nuevos pasos y crecer en la fe (Efesios 2:10; Hebreos 13:15-16). Las iglesias caseras se extienden como células vivas que se reúnen periódicamente para formar reuniones supraordenadas, de modo que pueda desarrollarse una red suprarregional. La tarea consiste en reunir a las distintas iglesias caseras y promover la planificación y ejecución de proyectos conjuntos. Se trata de una expresión de unidad en el cuerpo de Cristo.

 

"Entonces nadie enseñará a su prójimo ni a su hermano, diciendo: Conoced a Yahveh. Porque todos me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande, dice Yahveh". (Jer. 31:34)

 

 

 

CONSEJO DE ANCIANOS

No debemos llamarnos maestros, porque Jesucristo es el único Señor y Maestro, sino que todos somos hermanos entre nosotros. Tampoco llamaremos padre a nadie en la tierra, porque el único Padre verdadero es nuestro Padre que está en los cielos. El mayor entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido". (Mt. 23:8-12)

Estén alerta, permanezcan firmes en la fe, pórtense varonilmente, sean fuertes. Todas sus cosas sean hechas con amor. (1 Cor. 16: 13-14)

En el Consejo de Ancianos hay personas elegidas por Dios que entienden que su tarea es hacer preguntas y tomar decisiones importantes sobre recursos financieros, proyectos cristianos, edificios, etc. La estructura convencional de poder y finanzas experimentará un gran cambio a nivel mundial en los próximos años, liberando una gran cantidad de dinero y llevándolo así al ciclo del orden divino en Cristo. Una de las principales tareas del Consejo de Ancianos es distribuir estos fondos para la construcción del ARCA y el apoyo de los proyectos cristianos y organizaciones que están en armonía con ARCA.

Idealmente el Consejo de Ancianos estaría formado por 12 personas. Tres personas forman el núcleo más interno.

El Consejo de Ancianos toma una decisión cuando se alcanzara el ciento por ciento unidad de todas las personas que forman parte del Consejo. En el Consejo de Ancianos, las decisiones de interés se toman exclusivamente en conexión con el Espíritu Santo. Las personas que forman parte del Consejo de Ancianos se caracterizan por su gran capacidad de amor en Cristo. Son llamados por Dios y están decididos a dejar todo siempre por Jesucristo. Sus corazones ya están muy afinados por Jesucristo, de modo que ya no quieren hacer nada sin Él, ya no son ellos mismos, sino que sólo el Todopoderoso obra a través de ellos. En el Consejo de Ancianos no hay discusiones ni opiniones, porque hay una verdad superior a conseguir. En el desempeño de las funciones del Consejo de Ancianos, el mayor será su servidor y ninguno se exaltará por encima de los demás.

 

 

 

 

ECONOMÍA / ADMINISTRACIÓN

Área administrativa (oficina, finanzas, organización, etc.)

El área de administración también es una parte importante del ARCA. Desde allí se gestiona, organiza y estructura todo el ARCA. Allí se cubren todas las áreas financieras. También se cubren las relaciones públicas, el marketing en línea, la administración y otros trabajos de oficina. Por supuesto, toda la administración está guiada por el Espíritu Santo y el Consejo de Ancianos toma las decisiones.

 

 

 

FINANZAS

Por tanto, no se preocupen, diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿qué beberemos?” o “¿con qué nos vestiremos?”. Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que el Padre celestial sabe que ustedes necesitan todas estas cosas. Pero busquen primero Su reino y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por tanto, no se preocupen por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástenle a cada día sus propios problemas. (Mt. 6:31-34)

Al que te pida, dale; y al que tome de ti lo tuyo, no se lo devuelvas. (Lc. 6:30)

Cada uno dé según lo que se proponga en su corazón, no con disgusto ni por fuerza; porque el dador alegre es agradable delante de Dios. (2.Cor. 9:7) Porque si hay buena voluntad, cada uno es bien recibido según lo que tiene, no según lo que no tiene. (2.Cor. 8:12)

Den, y les será dado; medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciarán en sus regazos. Porque con la medida con que midan, se les volverá a medir. (Lc. 6:38)

 

Parábola de los obreros de la viña. Porque el reino de los cielos es semejante a un hacendado que salió muy de mañana para contratar obreros para su viña. Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. Salió después como a la hora tercera, y vio parados en la plaza a otros que estaban sin trabajo; y a estos les dijo: “Vayan también ustedes a la viña, y les daré lo que sea justo”. Y ellos fueron. Volvió a salir como a la hora sexta y a la novena, e hizo lo mismo. Y saliendo como a la hora undécima, encontró a otros parados, y les dijo: “¿Por qué han estado aquí parados todo el día sin trabajar?”. Ellos le dijeron: “Porque nadie nos ha contratado”. Él les dijo: “Vayan también ustedes a la viña”. Al atardecer, el señor de la viña dijo a su mayordomo: “Llama a los obreros y págales su jornal, comenzando por los últimos y terminando con los primeros”. Cuando llegaron los que habían sido contratados como a la hora undécima, cada uno recibió un denario. Cuando llegaron los que fueron contratados primero, pensaban que recibirían más; pero ellos también recibieron un denario cada uno. Y al recibirlo, murmuraban contra el hacendado, diciendo: “Estos últimos han trabajado sólo una hora, pero usted los ha hecho iguales a nosotros que hemos soportado el peso y el calor abrasador del día”. Pero respondiendo el hacendado, dijo a uno de ellos: “Amigo, no te hago ninguna injusticia; ¿no conviniste conmigo en un denario? Toma lo que es tuyo, y vete; pero yo quiero darle a este último lo mismo que a ti. ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo que es mío? ¿O es tu ojo malo porque yo soy bueno?”. Así, los últimos serán primeros, y los primeros, últimos. (Mt. 20:1-16)

 

El ARCA debe ser un centro donde Jesucristo sea central en todas las áreas de trabajo y de vida. Así, todas las personas del ARCA son conscientes de que Jesucristo es el constructor, maestro y proveedor del ARCA.

 

En la economía financiera rigen los principios espirituales y no los principios terrenales. Ya somos coherederos de Su herencia en el cielo y en la tierra (Ef. 1). Debe haber gratuidad entre unos y otros, porque todos dan libremente desde el corazón, ya sea en aportaciones monetarias, de servicio o materiales y recursos. Todo es bienvenido siempre que venga del corazón. En concreto, esto significa que los proyectos del ARCA se desarrollan según el sistema económico divino, como también está escrito en la parábola de Mt. 20:1-16.

 

Así también cada uno recibe beneficios monetarios o de otro tipo de los proyectos individuales del ARCA según sus necesidades. Recibí una imagen de Jesucristo como pie en el centro del ARCA y también de cada proyecto individual, como un cáliz rebosante. Todos nuestros logros, todos los dones que aportamos a los respectivos proyectos, todos sirven al único propósito de glorificar a Dios. Porque todo viene de Él y vuelve a Él, y así el cáliz divino está siempre en abundancia y siempre hay más que suficiente para todos. El objetivo es crecer juntos en un solo cuerpo en Cristo y servirnos unos a otros. Habrá una redistribución global de las finanzas en el tiempo del fin. Grandes sumas de dinero serán liberadas para la construcción del ARCA. El Consejo de Ancianos tendrá la tarea de decidir a qué proyectos y organizaciones se destinará el dinero. El oro y la plata estarán disponibles en grandes cantidades para redistribuir la riqueza de Dios en la tierra a través de personas que obedientemente siguen Su camino para traer Su gloria a la tierra.

 

Sin embargo, el objetivo final debe ser construir una red de la gracia desbordante de Dios sin dinero, sino sólo actuando por el amor de Dios en el corazón, donde todas las personas de la red sean provistas por la gracia de Jesucristo y donde también se pueda ayudar a las personas necesitadas. De este modo, todos los cristianos se sirven mutuamente, cada uno con sus dones y talentos, libres de corazón y completamente dependientes en Cristo. Esto crea un ARCA, un cuerpo en Cristo, donde Dios es el constructor, el líder y el proveedor.

 

Esta es la preparación para la venida de Jesús, porque somos su novia adornada como la Nueva Jerusalén que desciende del cielo. Porque en el corazón mora Jesucristo, quien se revela a sí mismo en nosotros, cuando estamos dispuestos a revelar nuestro corazón completamente y a darle nuestro cuerpo cada día, para que Él sea perfectamente glorificado en nosotros, para que el cielo en la tierra, la tierra prometida, la Nueva Jerusalén puede venir a la tierra.

 

 

 

NIÑOS

Jesús dice: "En verdad les digo que si no se convierten y se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos". (Mt. 18:3b)

Jesús ama a los niños y nosotros debemos parecernos cada vez más a ellos. Por lo tanto, también hay una gran atención a los niños de todas las edades. Los niños pequeños todavía son puros, no contaminados en sus pensamientos, acciones y palabras y también pueden servir de ejemplo para los adultos. Todos los cristianos del ARCA deberían implicarse en la educación de los niños, especialmente los ancianos y las personas solteras, para que toda la comunidad se implique en la educación de los niños. Desde una edad temprana, se debe enseñar a los niños la Palabra viva de la Biblia, por ejemplo, a través de cuentos adaptados a los niños o libros infantiles cristianos. Pero aún más importante es la relación directa con Dios, convivencia en el amor de Jesucristo basada en los valores cristianos y la disposición a dejarse guiar completamente por el Espíritu Santo. De este modo, los niños deben experimentar desde pequeños que son hijos amados de Dios, en el sentido de que se les acepta en su idiosincrasia y se fomentan sus dones y talentos desde el principio. La relación con la madre y el padre son especialmente importantes.

 

JARDINES DE INFANCIA

Por tanto, sean ustedes perfectos como su Padre celestial es perfecto. (Mt. 5:48)

Así que todos los que somos perfectos, tengamos esta misma actitud; y si en algo tienen una actitud distinta, eso también se lo revelará Dios. (Fil. 3:15)

 

En los jardines de infancia los niños deben experimentar una fuerte unión social entre ellos, en la que siempre se sienta la vitalidad en Cristo compartiendo cosas con los demás, aprendiendo a escucharse, trabajando juntos en grupo, perdonándose, aprendiendo gratitud y siendo capaces de quererse y apoyarse en su diversidad. Los niños también participan de forma natural en las rutinas diarias de los adultos. Esto significa que participan de forma natural en los numerosos proyectos que surgen o están en curso, como los trabajos en los jardines, el mantenimiento de los edificios, proyectos de construcción y creativos, etc., de modo que adquieren muy rápidamente una visión y un campo de acción en diversos ámbitos de la convivencia. De este modo participan en todas partes en los acontecimientos sociales, lo que sobre todo debe reforzar también la capacidad de relacionarse. A través del aprendizaje natural en el trato con la naturaleza y los objetos, aprenden las leyes de la naturaleza en la realización de cosas prácticas. No sólo aprenden a tratar con números, materiales, herramientas, etc., sino también destreza manual, trabajo en equipo, perseverancia, organización y, sobre todo, la alegría de crear y realizar cosas juntos. Aunque hay una sala de recreo y un gimnasio para los niños con diversos juegos adaptados a ellos, lo principal es trabajar juntos en la comunidad y al aire libre en conexión con la naturaleza. Los niños discapacitados son tratados como iguales y como seres humanos completos y participan en el círculo y la vida de la comunidad como cualquier otro. Como Jesucristo está en el centro de todo lo que hacemos, se hace énfasis especial en la educación cristiana y en la Palabra de Dios. 

 

ESCUELAS

Dependiendo de las posibilidades debe haber una escuela de crecimiento orgánico en el ARCA o cerca. Al igual que en el jardín de infancia se hace mucho énfasis en el aprendizaje natural en la escuela del ARCA. Para los alumnos esto significa que el aprendizaje tiene mucho lugar en la naturaleza y en la realización de cosas prácticas. Los niños aprenden con todos los sentidos. Para este propósito hay talleres artesanales disponibles en todas las áreas, donde también tienen la oportunidad de aprender de una manera holística a través de varios proyectos de trabajo y aprender actividades razonables y poner en práctica directamente lo que han aprendido. Por supuesto el centro del aprendizaje está en la relación viva con Jesucristo, la transmisión de valores cristianos, el conocimiento de la Biblia y la guía del Espíritu Santo. Pero esto ocurre sobre todo a través de una interacción auténtica y una relación viva con Dios y con los demás. Así los niños y adultos aprenden a vivir cada vez más en lo sobrenatural. Dios ha puesto el diseño perfecto en el corazón de cada uno de nosotros y es importante reconocerlo y liberarlo para que cada uno pueda desarrollar todo su potencial y los dones espirituales que Dios le ha dado. Esto sucede cuando nos parecemos cada vez más a Jesucristo y somos así capaces de actuar y vivir cada vez más en lo sobrenatural. Jesucristo ha puesto el diseño perfecto en el corazón de cada uno de nosotros. Todos los dones y talentos, para los que somos llamados y escogidos, ya están escritos en nuestro corazón. Todo el conocimiento ya está anclado en nosotros y quiere ser llevado a la conciencia. Así la escuela de lo sobrenatural ocupa mucho espacio, de modo que permite adquirir nuevos conocimientos en poco tiempo. El enfoque está en liberar el plan divino de los niños, que ya ha sido escrito en sus corazones por el Señor, para que puedan desarrollar todo su potencial.

La interacción social y apreciativa entre los niños también juega un papel importante en la escuela. Sin embargo, si aún así surgen conflictos, se resuelven con la ayuda de la Palabra de Dios, la acción diaria en el perdón y la gratitud, y así se lleva la situación al orden divino. La resolución de conflictos siempre tiene prioridad, porque sólo cuando se resuelve un problema el aprendizaje armonioso y sin problemas es posible.

 

Soportándose unos a otros y perdonándose unos a otros, si alguien tiene queja contra otro. Como Cristo los perdonó, así también háganlo ustedes. (Col. 3:13)

 

 

 

SALUD

Pero Jesús le dijo: Tú dices: Si puedes. Todo es posible para el que cree. (Mc. 9:23) El castigo es sobre él, para que tengamos paz, y por sus heridas somos curados. (Is. 53:5) Un corazón alegre es bueno para el cuerpo, pero una mente triste seca los huesos. (Proverbios 17:22) Por tanto, confiésense sus pecados unos a otros, y oren unos por otros para que sean sanados. La oración eficaz del justo puede lograr mucho. (Sant. 5:16)

 

Todos tenemos la misión de curar a los enfermos, resucitar a los muertos y expulsar a los demonios. Y esta tarea no sólo debe ser llevada a cabo por unos pocos elegidos, sino por todos los cristianos, en cualquier momento y en cualquier lugar, porque Jesucristo vive en cada uno de nosotros. Incluso en las iglesias caseras, en los servicios de la iglesia y en las reuniones de oración, etc. siempre debe haber tiempo para imponer las manos sobre los demás. Por lo tanto es muy importante que nos entendamos como el cuerpo vivo de Cristo, y reconozcamos nuestra verdadera identidad en Él, convirtiéndonos cada vez más en una expresión de Su gloria.

 

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. Él nos ha bendecido con todas las bendiciones de Su Espíritu por medio de nuestra comunión con Cristo en el cielo. Porque Él nos eligió antes de la fundación del mundo, para que viviéramos santos e irreprensibles ante Él. Nos predestinó por amor a ser Sus hijos por medio de Jesucristo y a llegar a Él según su bondadosa voluntad, para alabanza de su gloriosa gracia. Nos la ha dado en Su Hijo amado. En Él tenemos la redención por su sangre, el perdón de los pecados según las riquezas de su gracia. Por medio de Él nos ha dado en abundancia, en toda sabiduría e inteligencia; nos ha dado a conocer el misterio de Su voluntad, tal como lo determinó bondadosamente de antemano en Él. Ha decidido dar a luz la plenitud de los tiempos, reunir todas las cosas en Cristo como cabeza, todas las cosas del cielo y de la tierra, en Él. En Él también estamos predestinados como herederos, según el designio de aquel que hace que todas las cosas sucedan como Él decide en Su voluntad; estamos destinados a la alabanza de Su gloria, que hemos esperado de antemano en Cristo. En él también oísteis la palabra de verdad, el Evangelio de vuestra salvación; en Él recibisteis el sello del Espíritu Santo prometido cuando llegasteis a creer. (Ef. 1:3-13)

 

Ancianos y personas necesitadas de cuidados.

Las personas mayores y los que necesitan atención forman parte de la comunidad tanto como los demás grupos de personas. En función de sus necesidades y dones, igual participan activamente en lo que ocurre. Su sabiduría, especialmente en respecto a los niños, se acepta con gratitud y aprecio. Creo y confío en que cuanto más nos dejamos cambiar por Cristo, más nos parecemos a Jesucristo. De este modo, las enfermedades, los achaques y los sufrimientos, que a menudo aparecen en la vejez, tendrán cada vez menos importancia, o ya no se presentarán en absoluto, y en su lugar nos convertiremos en discípulos vivos en el Señor.

 

Porque Jesucristo dice: "He aquí que yo hago nuevas todas las cosas". (Ap. 21:5)

 

El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por Sus heridas hemos sido sanadas. (Is. 53:5)

 

 

 

EDUCACIÓN

Que la palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia, con toda sabiduría, enseñándoos y amonestándoos unos a otros, cantando con salmos e himnos y cánticos espirituales, agradables al Señor en vuestros corazones. (Col. 3:16) Yo te instruiré, y te enseñaré el camino que has de seguir; yo te aconsejaré; mi ojo está sobre ti. (Salmo 32:8) Lo que también han aprendido y recibido y oído y visto en mí, esto practiquen, y el Dios de paz estará con ustedes. (Fil. 4:9) El que ama la disciplina ama el conocimiento; y el que aborrece la amonestación es necio. (Proverbios 12:1) Pero ustedes no dejen que los llamen Rabí; porque Uno es su Maestro y todos ustedes son hermanos. (Mt. 23:8)

 

Jesús es la cabeza de la Iglesia y nosotros somos el cuerpo. En función de nuestros dones, talentos y tareas, todos aprendemos de todos, porque todos tenemos algo que dar. Jesucristo bajo la guía del Espíritu Santo y la palabra bíblica está siempre en el centro de todo pensamiento y acción. En el centro del ARCA habrá salas de diferentes tamaños para actos cristianos, culto, reuniones, seminarios y formaciones y conferencias nacionales e internacionales.

 

En el ARCA hay varias oportunidades educativas para fortalecer el Espíritu Santo y caminar más intenso en la Palabra de Dios. Todo el conocimiento y la sabiduría están presentes en el Espíritu Santo y esto debe ser captado e interiorizado en la mente y el corazón. Sobre todo los principios espirituales deben ser entrenados, profundizados e interiorizados, para que los cristianos seamos capaces de caminar cada día más en lo sobrenatural, para que Su gloria actúe a través de nosotros cada vez más. El entrenamiento regular y seminarios continuos cubrirán todas las áreas de evangelismo, la enseñanza del sobrenatural, sanación, creatividad y música. Es un asunto importante y objetivo de ARCA conducir a las personas a su llamado ordenado por Dios en el menor tiempo posible, para que ellos mismos siembran semillas en el Reino de Dios. También habrá varios espacios públicos, como restaurantes, cafés y similares, para dar a la gente la oportunidad de intercambiar unos con otros acerca de Dios.

 

 

 

LUGARES DE GLORIA

Construirán casas y las habitarán; plantarán viñas y comerán de su fruto. Ya no construirán casas para que otros las habiten, ni plantarán viñas para que otros coman. Porque los días de mi pueblo serán como los de un árbol; mis escogidos disfrutarán de las obras de sus manos. (Is. 65:21-22)

Y si me voy y les preparo un lugar, vendré otra vez y los tomaré adonde Yo voy; para que donde Yo esté, allí estén ustedes también. (Juan 14:3)

Multiplicaste sus hijos como las estrellas del cielo, y los llevaste a la tierra que habías dicho a sus padres que entraran a poseerla. (Neh. 9:23)

 

Arquitectura: 

Dios es el creador de todo lo que existe. Así que soy consciente de que Él ya ha creado los lugares perfectos con los edificios para la demostración de Su gloria - un ARCA que es completamente según Su voluntad. Sólo el SEÑOR sabe dónde están los lugares y sitios adecuados para la construcción y ejecución de estos centros, y Él guiará a las personas para que ayuden a construir estos lugares de gloria. Estas personas estarán preparadas para esta tarea. Porque muchas cosas serán conducidas a la gente del ARCA sobrenaturalmente y preparadas para que la tierra preparada por Dios sea tomada.

 

Artesania /Tecnologia 

El ARCA no pretende ser un lugar acabado, sino que debe existir la posibilidad de añadir otras habitaciones y crear nuevos edificios. Por ejemplo debería haber un taller de mantenimiento, un taller de carpintería, un taller técnico, un taller de instrumentos y talleres de todos los oficios artesanales, donde todos pueden aprender juntos los unos de los otros y donde todos pueden involucrarse según sus talentos y habilidades. Los niños y los jóvenes también tienen la oportunidad de desarrollar sus intereses y talentos y formarse en las diversas áreas artesanales. Es importante para el mantenimiento y la conservación de la plaza que también haya talleres para crear objetos o para restaurar o reparar cosas antiguas.

 

 

 

JARDÍN EDEN

La creación está sometida a la impermanencia, no voluntariamente, sino por quien la sometió, con la esperanza de que la creación misma sea también liberada, de la esclavitud de la mortalidad, a la libertad de la gloria de los hijos de Dios. La creación espera con ansia la revelación de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime y sufre con nosotros hasta ahora. (Ro. 8:19-22) Así que ni el que planta es algo, ni el que riega es algo, sino Dios que da el crecimiento. (1 Cor. 3:7)

 

La red del ARCA no sólo está bajo el cuidado espiritual, sino también bajo el cuidado de la nutrición física del Señor. Porque es a través de Él que se establecen las conexiones con la gente. Una red en la que los agricultores del lugar y de las zonas cercanas colaboran para que el ARCA también se abastezca de la mejor manera posible en esta zona. Se cubren tantas verduras, frutas y hierbas como sea posible. Todas las plantas y animales se mantienen de forma apropiada para la especie. Hay biodiversidad y se cultivan variedades originales de verduras y frutas, y no se utilizan productos químicos de ningún tipo ni maquinaria en la medida de lo posible. Se practica una agricultura holística, en la que se incorporan los principios de la permacultura y Terra Preta. La carne sólo desempeña un papel secundario, ya que la dieta es predominantemente vegana y vegetariana.

Desde el punto de vista médico se utilizan los conocimientos de la antigua medicina herbal. Al fin y al cabo Dios nos ha dado la gran creación para que también nosotros estemos completamente provistos físicamente y sanos.

Los agricultores recibirán mucho apoyo de la red ARCA. Desde la siembra hasta la cosecha y la posterior distribución, todo puede estar bien organizado y ser procesado y distribuido con amor.

 

 

 

 

ECOLOGÍA/ENERGÍAS RENOVABLES

El asunto importante de los habitantes del ARCA es vivir en armonía con las leyes de la naturaleza y las leyes espirituales bajo el gobierno perfecto de Dios. En la medida de lo posible todo se modernizará con energías renovables y autosuficientes, de modo que el ARCA sea independiente de todos los proveedores públicos o privados de energía. El ARCA establecerá su propio sistema energético y de suministro de electricidad, calefacción y agua, así como letrinas de compostaje y fitotratamiento de aguas residuales, que se basarán en un suministro autosuficiente al cien por ciento. Se volverán a utilizar plantas biológicas originales y la plantación de verduras y otras cosas se hará según puntos de vista ecológicos y holísticos. Los dispositivos que dependen de la electricidad funcionarán con energía renovable.

 

 

 

PRODUCCIÓN

Habrá diversas áreas y tipos de producción.

 

Alimentos:

La producción y conservación ecológicas de alimentos, como mermeladas, alimentos fermentados, productos a base de cereales, muesli, cremas para untar, pestos, etc.

El objetivo es que la comunidad también sea completamente autosuficiente en el ámbito alimentario y siga teniendo la posibilidad de ayudar a otras personas con comida. Para ello se está creando una red de agricultores locales que cultivan juntos.

 

Técnica:

La producción de diversos tipos de medios de comunicación, como CD, DVD, vídeos, canal de vídeo propio y canal de televisión.

Mientras siga habiendo acceso a los medios de comunicación, el objetivo del ARCA es proporcionar y difundir gratuitamente la Palabra de Dios, la oración y el culto a través de muchos medios diferentes. La educación, el evangelismo, la oración, la alabanza, la formación por el Espíritu Santo, la liberación y la sanación serán una gran parte de la tarea con el fin de llevar al mayor número posible de personas a Jesucristo. Sin embargo en el futuro será cada vez más importante para ARCA ser lo más independiente posible de la electricidad, los satélites y los proveedores de Internet y formar su propia plataforma de comunicación autosuficiente.

 

Producción creativa:

La producción de cosas creativas incluye material para libros, folletos y octavillas. Producción de cerámica, ropa, herramientas de metal y diversos trabajos en madera, banderas, arte profético y cristiano, escritura creativa y muchos más.

 

 

 

CREATIVIDAD

Todo lo que hagan, háganlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres. (Col. 3:23) Los ha llenado de habilidad para hacer toda clase de obra de grabador, de diseñador y de bordador en tela azul, en púrpura y en escarlata y en lino fino, y de tejedor; capacitados para toda obra y creadores de diseños. (Ex 35:35) Los ha llenado de habilidad para hacer toda clase de obra de grabador, de diseñador y de bordador en tela azul, en púrpura y en escarlata y en lino fino, y de tejedor; capacitados para toda obra y creadores de diseños. (Ef 2:10)

 

Dios es el Creador del cielo y de la tierra. En su infinita creatividad y poder creador, ha creado la gloria de Dios en una abrumadora diversidad aquí en la tierra y en el universo, incluidos los seres humanos y los animales. La creatividad también tendrá su lugar en el centro del ARCA. Talleres creativos y artesanales con varias salas para trabajar con pintura, barro, madera, lana, piedra y muchos otros materiales estarán a disposición de jóvenes y mayores. Se refrescarán y aprenderán viejas técnicas artesanales para que también se puedan producir cosas prácticas para la vida cotidiana, como cerámica, alfombras, cuencos de madera, ropa y mucho más. Las personas con dones en el campo creativo trabajan juntos creativamente. La música y el canto también serán una parte importante, donde se permite a la gente probar, experimentar y crear nuevas canciones. Habrá un grupo de teatro, un ejército de banderas y grupos de danza, así como pintura de cuadros proféticos y cristianos.

 

 

 

CONTACTO

Cada individuo está llamado ahora a orientar su vida completamente hacia Jesucristo. Porque el Señor dice:

“Mis ovejas oyen mi voz, yo las conozco y ellas me siguen.” (Juan 10:27)

No pienses en el pasado ni le prestes atención. He aquí que yo hago nuevas todas las cosas. (Is. 43:18-19)

 

¿Estás dispuesto a seguirle incondicionalmente confiando en el Señor y en Su guía espiritual? ¿Estás llamado a ser más que un vencedor, preparado para una relación íntima con Dios? Deja que Dios te muestre hasta qué punto estás involucrado en la visión y te muestre de qué manera quieres involucrarte. Si quieres formar parte del cuerpo de esta visión, me alegraría mucho que te pusieras en contacto con nosotros. También eres bienvenido a contárselo a otros y transmitir la visión de ARCA. El Señor ha puesto uno o más dones y talentos maravillosos en el corazón de cada individuo, que ahora quieren ser vividos para que todo el cuerpo en Cristo refleje su gloria.

 

También estoy dispuesto a dar charlas donde me inviten a hacerlo.

 

Para más información:

Bianca Birkholz, visionaria del Arca

Correo electrónico: biancabirkholz@yandex.com, Teleguard / Telegram: +49 151 14443201

Manja

Teléfono: +505 8639 2207 Telegram